5 mascarillas para un cutis graso

Si bien un cutis seco no es una maravilla, probablemente el cutis graso genere más disgustos y más trabajo a la hora de cuidarlo. Las chicas con este tipo de piel deben lidiar con un rostro de apariencia brillante y grasosa, que termina generando una impresión de descuido y desaseo que no siempre es la correcta. Las medidas temporales e inmediatas, como aplicar maquillaje para dar una apariencia mate, duran muy poco y al final pueden llegar a empeorar la problemática, ya que obstruye los poros.

El rostro graso puede deberse a malos hábitos de limpieza facial, problemas hormonales o una alimentación rica en grasas. Lo ideal sería limpiar nuestro rostro adecuadamente (con productos específicos) y reducir el consumo de grasas, pero además de eso las mascarillas naturales también pueden ser de gran utilidad.

Exfoliantes naturales en lugar de exfoliantes comerciales

Los exfoliantes que conseguimos en farmacias pueden tener grandes cantidades de alcohol u otros compuestos que son agresivos con nuestra piel. Para evitar el maltrato, el uso de exfoliantes naturales es lo más indicado. Se recomienda a personas con rostro grasoso realizarse exfoliaciones al menos dos veces por semana, el objetivo de esto es reducir los niveles de grasa e impurezas. La mascarilla exfoliante se puede realizar con gel de aloe vera (extraído de la planta), esencia de limón, bicarbonato de sodio y aceite de almendras. Aplicar la mezcla con masajes circulares, dejar por un minuto y lavar con agua fría.

Mascarillas para un cutis graso

Arcilla verde

La arcilla verde tiene propiedades que favorecen la eliminación de toxinas, la limpieza profunda y además aporta nutrientes a nuestra miel. Compramos el polvo de arcilla verde, preparamos con agua tibia y aplicamos la mezcla en todo el rostro. Debe reposar por 20 minutos y luego retirarla con agua tibia.

Yogurt y limón

El limón es un astringente natural y, en combinación con el yogurt, limpia nuestra piel sin maltratarla. Además, no sólo es excelente para los rostros grasos, sino que también ayuda a aclarar manchas causadas por el sol. Para preparar esta mascarilla mezclaremos yogurt natural, jugo de limón y cascara de limón rallada. Aplicamos la mezcla sobre el rostro y se deja actuar por unos 30 minutos. Luego retiramos con agua tibia.

Avena y soja

La avena contiene propiedades que son excelentes para reducir el exceso de grasa y eliminar el cutis brilloso. Para esta mascarilla se necesita harina de avena, aceite de soja y agua. A una taza de harina de avena, añadir tres cucharadas de aceite de soja, mezclar y añadir un poco de agua. Aplicar la mezcla homogénea sobre el rostro y dejar actuar por 15 minutos. Retirar con agua tibia.

Mascarilla de tomate

El tomate es rico en vitamina A y C que funcionan como antioxidantes muy favorecedores para las pieles grasas. Para elaborar esta mascarilla casera será necesario un tomate maduro, el jugo de un limón y avena. Es fácil de realizar: colocar el tomate, el jugo de limón y una cucharada de avena en el procesador. Una vez se forma la mezcla homogénea, aplicar sobre el rostro y dejar actuar por 15 minutos. Posteriormente, retirar con agua tibia.

Si te gusto Compártelo...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0
Rate this article!
Tags:
author

Author: