¿Cómo combatir la grasa abdominal?

La grasa abdominal, más allá de representar un problema de estética (a ninguna chica le gusta tener michelines) se trata de un problema de salud por el que debemos preocuparnos, ¡y ocuparnos!

Poca actividad física, además de comer muchas grasas y carbohidratos son los factores que más determinan que nuestra cintura y vientre se vean deformados por los molestos michelines. Para cualquier chica esto representa un problema a la hora de usar el vestido que más les gusta o de usar el fabuloso bikini que han tenido guardado desde el verano pasado.

Eliminar esta grasa localizada es difícil, pero no imposible. Nuestro cuerpo responde ante el trabajo y la buena alimentación, sólo necesitas cumplir la regla de las tres D: determinación, dedicación y mucha disciplina.

Como combatir la grasa abdomina

Primero que nada, la alimentación

Poco o nada haces con trabajar hasta no sentir tu cuerpo en un gimnasio, si cuando llegas a casa no hay bocadillo que se te escape. El primer cambio importante que hay que hacer es cuidar la alimentación, ya que nuestro cuerpo es reflejo de lo que comemos.

Beber al menos dos litros de agua al día es esencial, además de jugos naturales. Es importante eliminar tanto como sea posible los alimentos procesados, las harinas refinadas y los dulces. A veces, además de la grasa, nos sentimos un poco hinchadas y es por la retención de líquidos. El principal motivo por el cual retenemos líquidos es el alto consumo de sal. Mantenla fuera de tu dieta.

Por otro lado, existen ciertos alimentos que ayudarán con la tarea de combatir la grasa abdominal. La manzana, por su gran valor nutricional y otros componentes especiales, es recomendada por nutricionistas para quemar la grasa abdominal. En el desayuno y durante las meriendas o en forma de jugo. Tres manzanas al día es lo ideal. Haced de las bananas tus mejores aliadas. Además de aportar muchos nutrientes, ayuda a calmar la ansiedad cuando simplemente necesitamos comer algo. ¡Deliciosa y saludable!

Existe la equivocada creencia de que el aguacate, por ser rico en grasas, engorda. ¡Claro que no! Es cierto que el aguacate posee grasas, pero solo las mejores y más saludables que nuestro cuerpo necesita. Además, contienen un compuesto que ayuda a saciar el apetito, retrasando la sensación de hambre. Si lo consumimos sin exceso, sus altos contenidos de fibra pueden ayudar a quemar grasa abdominal.

Ejercicios localizados

Claro está, para obtener mejores resultados, es esencial acompañar la buena alimentación con una rutina de ejercicios. Para luchar contra la grasa abdominal y reducir los michelines, nada mejor que los ejercicios localizados.

Es recomendable realizar varias series de abdominales a lo largo del día. Tres series de 15 abdominales cada una, en tres ocasiones diferentes del día. Finalmente, las famosas tablas también representan un ejercicio ideal para ejercitar nuestro abdomen (además de trabajar otros grupos musculares). Este ejercicio, aunque parece sencillo, es bastante exigente. Lo más recomendable es comenzar manteniendo la tabla por unos 10 segundos, varias veces al día, y posteriormente (a medida que ganamos resistencia) ir aumentando la duración hasta llegar a un minuto.

Si te gusto Compártelo...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0
Rate this article!
Tags:
author

Author: