Riesgos de la Obesidad y problemas de corazón

La obesidad es un problema que muchas personas, actualmente, atraviesan. El exceso de grasa corporal, generalmente hace que el peso corporal aumente y que, a su vez, el organismo comience a afectarse, y por ende, nuestra salud. Los riesgos de la obesidad y problemas de corazón van unidos de la mano, y en este articulo te contare el porque.

El sobrepeso en una persona, empieza cuando la energía que ingresa es mayor que la que se gasta a diario. Es decir, las calorías aumentan y también la grasa.

Riesgos de la obesidad

 

Los riesgos de la obesidad son múltiples y son numerosos los problemas que pueden surgir cuando se padece obesidad, y uno de ellos es el de sufrir un problema cardíaco. El sobrepeso no deja que la sangre circule bien ya que obstruye los vasos sanguíneos,creando conflictos en los niveles normales de azúcar, el funcionamiento de los sistemas, nos trae dificultad para respirar, diabetes y, como si todo esto fuera poco, afecta a nuestro corazón.riesgos de la obesidad

Nuestro corazón en riesgo,la obesidad puede causar problemas de corazón
La obesidad puede provocar un agrandamiento del corazón, un aumento de esfuerzo e intensidad a la hora de trabajar y provoca que el flujo sanguineo no sea el adecuado.
Al aumentar de tamaño, el corazón requiere más esfuerzo y debe trabajar con mucho mas,por lo tanto la circulacion de la sangre se ve afectada y los vasos se pueden dañar. Por ello, muchas personas se sienten cansadas, débiles y con dificultad para realizar actividad física.
Cuando el corazón falla, el riesgo aumenta y la insuficiencia cardíaca seguirá empeorando.
Para mantener el corazón sano, debemos mantener niveles normales de colesterol y mantener los cuidados necesarios. Al hablar de cuidados, debemos tener el apoyo de un profesional, que indique los pasos a seguir y nos mantenga al tanto de la prevención y riesgos para nuestra salud.
Depende del grado de obesidad que la persona tenga, tendrá que realizar un plan más o menos estricto.
Podremos comenzar por cambiar algunos hábitos cotidianos de alimentación, para luego modificar la gran mayoría de nuestra dieta.
Realizando ejercicio físico diario, minimizamos los riesgos de la obesidad, llevando a cabo una alimentación saludable y acudiendo al médico seguido, podremos prevenir serios problemas que pueden derivar a complicaciones graves si no son diagnosticadas a tiempo.
Algunos consejos que debemos tener en cuenta: es fundamental mantener horarios para las comidas, consumir verduras, lácteos y cereales y, realizar seis comidas diarias. Además, consumir pocas cantidades de calorías, beber abundante cantidad de agua y, no excedernos con los alimentos que ingerimos

Si te gusto Compártelo...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1Email this to someonePin on Pinterest0
Tags:
author

Author: