Sindrome piernas inquietas-Toda la información que necesitas

Sindrome piernas inquietas-Toda la información que necesitas

Toda la información que tienes que saber sobre el síndrome piernas inquietas

El síndrome piernas inquietas o SPI, como su nombre indica, se asocia con sensaciones desagradables en las piernas. Estas sensaciones son desde ardores, dolor, picazón y hormigueo hasta el entumecimiento. Estas sensaciones varían de persona a persona, y pueden variar su intensidad y frecuencia. Una cosa común en todos los casos de ndrome piernas inquietas es una fuerte necesidad de mover las piernas todo el tiempo. Dicho movimiento trae un alivio inmediato, aunque temporal, por lo que las sensaciones volverán tan pronto como se detiene el movimiento.

Otra característica distintiva de este problema es que es más frecuente en periodos de descanso o inactividad. Además de esto, los síntomas pueden empeorar cuando la persona está sentada, acostada o tratando de relajarse. Esto es problemático, ya que pueden aparecer los síntomas cuando estás de viaje, en el cine, o incluso en una reunión. Si bien se puede obtener un alivio inmediato al levantarse y moverse, cuando esto no sea posible, la persona tendrá que desviar la mente mediante la participación en alguna otra actividad, como tejer, resolver crucigramas o jugar a algo.

El SPI está catalogado como un problema nocturno, ya que no está presente en las mañanas o es muy leve y poco frecuente. El verdadero problema comienza por la tarde, con el gradual empeoramiento de los síntomas cuando se acerca la noche. En ese momento, una persona que sufre ndrome piernas inquietas puede tener dificultades para dormir debido a la inquietud que resulta en la interrupción del sueño y el insomnio en casos extremos. Los trastornos del sueño y todos los problemas relacionados con el sueño son los problemas más graves asociados al SPI y la persona afectada puede ver afectada su capacidad para llevar un nivel de vida óptimo.

sindrome piernas inquietas 1

5 mitos comunes acerca del síndrome de piernas inquietas

A pesar del hecho de que alrededor del 10% de la población sufre de sindrome piernas inquietas, la enfermedad a menudo no se diagnostica. Para la mayoría de los pacientes la enfermedad no es más que una molestia o algo tan leve como un dedo del pie que pica. Esta falta de conocimiento ha dado lugar a varios conceptos erróneos acerca de este problema. Los cinco mitos más comunes son los siguientes:

El SPI es una mezcla de los gigantes farmacéuticos para vender sus drogas: la publicidad ha contribuido a aumentar la conciencia de esta condición. Los expertos creen que el SPI es un trastorno real, establecido después de un gran trabajo de investigación y los esfuerzos se centran en crear una prueba de laboratorio para confirmar el diagnóstico del paciente.

Los síntomas son siempre leves: Este es un error muy común, especialmente en aquellas personas que no lo sufren. La verdad es que es una enfermedad progresiva y sólo empeora con la edad.

El síndrome piernas inquietas afecta solo a las mujeres embarazadas: El Síndrome de piernas inquietas tiene un índice mas elevado entre las mujeres embarazadas, pero en la mayoría de ellas, ese problema es temporal y suele desaparecer después del parto. Para el resto de pacientes es una condición de por vida y a menudo empeora con los años.

El SPI es hereditario: Hay una fuerte relación entre el SPI y la genética, y hasta dos tercios de los pacientes tienen alguna conexión familiar. Sin embargo, los investigadores no están seguros cuántos casos están causados por los genes o si existe alguna relación.

El SPI afecta solo a los adultos: Aunque la condición es más importante en los adultos, hay un número considerable de niños que muestran sus síntomas. Alrededor del 75% de los niños afectados con el SPI tienen deficiencia de hierro que se ha atribuido a la presencia de ácido láctico en la leche, lo que interfiere en la absorción del hierro.

Es importante que tengas en cuenta estos mitos para tener una imagen real de lo que es el SPI. Si hay alguna duda con respecto a cualquier síntoma es importante consultar a un médico

Síndrome de piernas inquietas durante el embarazo

Aproximadamente el 10% de la población sufre de síndrome piernas inquietas. Pero en el caso de las embarazadas esa cifra se dispara hasta más del 60%. En la mayoría de los casos, las mujeres dejan de tener los síntomas del SPI cuando dan a luz, por lo que no debe preocuparte. El aumento de casos de SPI durante el embarazo se debe a que una de las causas principales del SPI es la falta de hierro, y durante el embarazo, muchas mujeres tienen esa carencia por el aumento de los requerimientos del mismo, sobre todo en los últimos 3 meses del embarazo.

Además del dolor y las molestias en las piernas, las embarazadas tienen problemas para conciliar el sueño y tienen que pasear o masajear las piernas durante la noche para aliviar las molestias. Como consecuencia, aparecerá un agotamiento generalizado durante el día que impedirá realizar las actividades de cualquier embarazada, provocando cierta irritabilidad y un empeoramiento del estado de ánimo.

Aún sabiendo que tras el embarazo los síntomas probablemente desaparecerán, es importante consultar al médico ya que puede darte una solución para aliviar los dolores durante esos meses. A no ser en casos extremos con síntomas muy graves, el médico te dirá que trates de paliar los síntomas con remedios naturales, como los que puedes ver aquí en este blog.

sindrome piernas inquietas

¿Es el síndrome piernas inquietas hereditario?

El SPI ha sido un problema muy perturbador para la comunidad médica. Nadie fue capaz de fijar el punto exacto que causa esta enfermedad. Durante muchos años, hubo un debate sobre la naturaleza hereditaria de este síndrome. Es buen conocido que más del 60% de los casos de SPI son familiares, es decir, que el síndrome estaba presente en más de un miembro de la familia. Se han realizado muchos estudios en el pasado para establecer una conexión genética confiable, pero los resultados no son concluyentes. Sin embargo, dos estudios recientes publicados en las principales revistas médicas han indicado un fuerte vínculo genético responsable de los síntomas del síndrome de piernas inquietas.

En el primer estudio publicado, se analizaron muestras de sangre de más de 1.000 islandeses y estadounidenses. El ADN de las personas que sufren de SPI se comparó con el ADN de personas sin los síntomas. En más de 50% de los casos se detectó una variación en el genoma humano. En el segundo estudio publicado en la revista Nature Genetics, el ADN de 400 alemanes y canadienses con antecedentes familiares del síndrome se compararon con el ADN de 1.600 personas que no lo tenían. Este estudio encontró variación en tres áreas del genoma. Identificó la misma variación del gen que se encuentra en el primer estudio y en dos más. Estos estudios son un gran avance en la investigación previa y proporcionan un gran golpe a la teoría errónea de que los síntomas del SPI existen más en la mente que en el cuerpo.

Cómo ayudan la dieta y el ejercicio a eliminar el SPI

El Síndrome Piernas Inquietases un problema bastante común, ya que lo sufren 1 de cada 10 personas en todo el mundo. Es diferente de otras dolencias ya que la causa exacta aún no se conoce completamente.

Al principio se pensaba que la causa era puramente neurológica y que solo se podía tratar utilizando medicamentos, pero varios estudios han revelado que existen varios factores que contribuyen a este síndrome de forma directa.

Uno de los factores principales que causa el SPI es la falta de minerales esenciales tales como el hierro o el magnesio. Por eso es importante comer una dieta rica en estos nutrientes. En general, se deben incluir muchas verduras de hoja, frutas y trigo. Además, algunas personas pueden necesitar tomar complementos nutricionales, pero esto se tiene que hacer bajo la supervisión de un médico especialista. El alcohol, la cafeína y otros estimulantes también son los causantes de algunos de los casos de síndrome piernas inquietas, por lo que es importante reducir su consumo al mínimo.

La característica más común de este síndrome es la imperiosa necesidad de mover nuestro cuerpo para conseguir un alivio inmediato. Se ha encontrado que realizar ejercicio regular también ayuda a prevenir el SPI. Hay muchos ejercicios ligeros que un paciente puede realizar, como por ejemplo, caminar o dar paseos en bicicleta. Además, se deben incluir estiramientos y ejercicios aeróbicos en el día a día.

 

Piel de naranja: ¿Qué es y cómo eliminarla?

Piel de naranja: ¿Qué es y cómo eliminarla?

La piel de naranja es un eufemismo utilizado para nombrar la bien conocida celulitis entre las mujeres; ese molesto problema que se aloja en la parte baja de los muslos y hacen que la piel luzca como un cráter de la luna debido a los agujeros y hendiduras. La mala noticia es que todas las mujeres la tienen, no existe ni 1 que se salve de la celulitis; las actrices de Hollywood las eliminan con Photoshop y otros programas de edición, pero sí la tienen. La buena noticia es que se puede disimular y disminuir muchísimo con un tratamiento adecuado.

Piel de naranja: ¿Qué es y cómo eliminarla?

La celulitis se presenta por diversas causas, entre las cuales encontramos: deshidratación de la piel, falta de ejercicio, flacidez y acumulación de grasa, siendo estas 4 las causas más comunes entonces la solución solo contempla 2 posibles salidas: agua y ejercicio. Sin dedicación y determinación es imposible “eliminar” la celulitis, porque este problema a nivel de piel no desaparece, solo se disimula, y a pesar de lo que muchos tratamientos de láser traten de vender, la verdad es que siempre vuelve si retomas los malos hábitos que hacen que sea más notoria.

Malos hábitos alimenticios

Desde que las sodas gasificadas se masificaron en el mercado las han satanizados como la primera causa de la celulitis femenina; lo cierto es que no por el hecho de ser bebidas gasificadas producen celulitis, es el exceso de azúcar en dichas sustancias y consumo continuo y constante lo que aumenta el problema.

Cuando nuestro cuerpo consume más calorías de las que quema, almacena grasa, y entre mayor índice de grasa corporal tengas más se notara tu celulitis; una manera efectiva de disimularla es hacer ejercicios especiales para esa parte del cuerpo, trabajando los músculos de los muslos evitas la acumulación de grasa en esa zona por lo que disminuyes la creación de la celulitis.

Si no tienes una dieta sana y balanceada obviamente serás más propensa a la proliferación de la celulitis, el consumir proteínas y vegetales hace que tus músculos sean más notorios que la grasa de tu cuerpo, además aceleran el metabolismo y te ayudan a quemar más grasa de manera natural.

Beber agua

Si la piel está deshidratada y seca serán más notoria las imperfecciones en ellas, entre esas la celulitis; no importa si usas más de 5 litros diarios de crema humectante, la humectación debe ser de adentro hacia fuera y para que esto suceda deberás beber mucha agua, de 2 a 3 litros diarios y si estás en climas cálidos debes aumentar 1 litro más.

No esperes a tener sed, cuando tu cuerpo te avisa que tiene sed quiere decir que ya estás en los niveles críticos de deshidratación, por eso también debes consumir muchas vitaminas y minerales; estas las encuentras en forma natural contenidas en frutas y verduras.

La dieta balanceada es tu mejor aliado para combatir los problemas de tu cuerpo naturalmente, especialmente, la piel de naranja; una fruta que ayuda muchísimo para disimular la celulitis es la piña, gracias a su alto contenido en agua y efecto diurético.

Si te gusto Compártelo…Share on Facebook36Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0

Mascarilla facial casera antiedad

Mascarilla facial casera antiedad

El paso del tiempo es inevitable. Intentar aferrarnos a la juventud, es como sostener arena entre los dedos: tarde o temprano, se nos va. Aunque cada año las mujeres del mundo gastan mucho dinero en costosas (y dolorosas) cirugías, tratamientos y productos que prometen rejuvenecimientos milagrosos, la verdad es que ninguno es capaz de devolver a la piel su juventud natural. Preparar una mascarilla facial caseraes muy fácil y económico y podrás comprobar como funciona.

¿Qué pasa con la piel?

Tal como todos nuestros órganos, la piel, especialmente la del rostro, sufre las consecuencias del paso de los años. Con el tiempo, las células pierden su capacidad de producir colágeno, lo que se manifiesta como la pérdida de elasticidad y brillo (aparecen las indeseadas arrugas) y además, pierden su capacidad de regenerarse. Como consecuencia de esto, nuestro rostro comienza a verse menos joven y más cansado.

mascarilla facial casera

Formas naturales de vernos más jóvenes – usa una mascarilla facial casera

Aunque no existe una solución absoluta y debemos entender el envejecimiento como otra maravillosa etapa de la vida, existen ciertos tratamientos naturales que podemos aprovechar para darle una mano a nuestra piel y devolverle un poco de su juventud o retrasar su envejecimiento.

Los productos naturales son siempre la mejor opción. Aquí os dejamos algunas maravillosas:

  • Verdolaga: es una planta que, a pesar de ser considerada maleza, tiene un gran valor medicinal. Recientemente ha revelado ser de gran utilidad para tratamientos de belleza y de rejuvenecimiento. Originaria de la India y cada vez más popular en España, esta planta tiene muchísimas propiedades antioxidantes que ayudan a ralentizar el envejecimiento, prevenir o mejorar las arrugas y evitar las manchas de la piel que se producen por la edad.

Para elaborarla, tenéis que licuar algunas hojas de verdolaga con aceite de oliva y agua; aplicar sobre el rostro y dejar actuar por 15 minutos. Aplicar unas tres veces por semana. El uso de esta hierba para cuidar del rostro se recomienda a partir de los 30 años.

  • Melón: esta maravillosa fruta ha demostrado ser de gran utilidad para combatir uno de los principales e incómodos problemas del envejecimiento de la piel: las manchas, siendo capaz de aclararlas significativamente e incluso eliminarlas. Además, el melón es rico en vitaminas y minerales que estimulan la producción de colágeno, ayudando a reducir la flacidez de la piel.

Para preparar esta mascarilla facial casera, solo tenéis que colocar unos trozos de melón en algún procesador, con un poco de aceite de oliva y miel hasta obtener una sustancia de consistencia cremosa. Aplicar sobre el rostro y dejar actuar por 20 minutos.

  • Manzanas: además de indiscutiblemente buenas para nuestra salud cuando las consumimos como alimento, se han revelado como una maravilla para los tratamientos de belleza. Debido a su gran contenido de antioxidantes, además de otras vitaminas y minerales, las manzanas ayudan a combatir las consecuencias del paso del tiempo en nuestra piel porque estimulan la producción de colágeno.

Para elaborar esta mascarilla, es necesario lavar muy bien una manzana, preferiblemente verde, y quitarle todas las semillas; cortarla en pequeños trozos y licuarla con un poco de leche hasta tener una sustancia homogénea. Aplicar sobre el rostro y dejar actuar por 20 minutos.

Si te gusto Compártelo…Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0

Como hacer una limpieza facial en casa

Debido a las inclemencias del tiempo, a la rutina diaria, a los cambios de clima y a los hábitos alimentarios es normal que el cutis luzca sucio, opaco, graso y con una apariencia muy poco juvenil. Mantener nuestro cutis totalmente limpio y rejuvenecido no es tarea fácil, pero tampoco es algo imposible. Existen una serie de trucos con los que podemos lograr una limpieza facial en casa sin tener que gastar grandes cantidades de dinero en cremas hidratantes.

Limpieza facial desde casa

La mayoría de mujeres se realizan una limpieza de cutis en centros especializados, sin embargo en estos centros utilizan una gran cantidad de productos químicos que son muy fuertes y pueden irritar la piel. Por eso es recomendable realizar una limpieza de cutis exhaustiva a base de productos naturales desde la comodidad de la casa.

  1. Limpieza de rostro con manzanilla y te

Lo único que debes hacer para realizar esta limpieza facial es poner una bolsita de té o manzanilla en una taza con agua caliente y dejar que la infusión se temple. Ahora con la ayuda de un algodón empapado de la infusión debes aplicarlo en todo el rostro realizando movimientos circulares, déjalo actuar por unos minutos y retira el exceso con agua fría. Lograras de esta manera una piel realmente suave y confortable.

  1. Realiza una simple mascarilla con productos caseros

Realizar esta mascarilla es muy fácil y seguramente tendrás estos productos en casa. Necesitas una cucharada de miel, 10 gotas de limón y un yogurt natural. Debes batir todos los productos hasta que logres una pasta compacta. Lo que sigue es que lo apliques en todo tu rostro teniendo cuidado de no aplicar en la zona de los ojos. Con esta mascarilla lograras frescura y elasticidad en tu rostro.

  1. Utiliza pepino para tus ojos

El pepino es una hortaliza con un alto contenido de agua, por lo tanto lograra un efecto de frescura en tus ojos, sobre todo eliminara bolsas y ojeras. Simplemente debes cortar dos rodajas de pepino frio y dejarlas actuar durante unos 20 minutos en tus ojos. Con esto lograras una mirada despierta, descansada y llena de luz.

Con estos 3 simples trucos que puedes realizar fácilmente desde casa lograras tener una piel facial totalmente limpia y libre de grasa. Otros productos recomendados para realizar limpiezas de rostro son la leche, la manzana y la zanahoria las cuales te ayudaran a cambiar el aspecto de tu rostro en tiempo record.

 

5 mascarillas para un cutis graso

Si bien un cutis seco no es una maravilla, probablemente el cutis graso genere más disgustos y más trabajo a la hora de cuidarlo. Las chicas con este tipo de piel deben lidiar con un rostro de apariencia brillante y grasosa, que termina generando una impresión de descuido y desaseo que no siempre es la correcta. Las medidas temporales e inmediatas, como aplicar maquillaje para dar una apariencia mate, duran muy poco y al final pueden llegar a empeorar la problemática, ya que obstruye los poros.

El rostro graso puede deberse a malos hábitos de limpieza facial, problemas hormonales o una alimentación rica en grasas. Lo ideal sería limpiar nuestro rostro adecuadamente (con productos específicos) y reducir el consumo de grasas, pero además de eso las mascarillas naturales también pueden ser de gran utilidad.

Exfoliantes naturales en lugar de exfoliantes comerciales

Los exfoliantes que conseguimos en farmacias pueden tener grandes cantidades de alcohol u otros compuestos que son agresivos con nuestra piel. Para evitar el maltrato, el uso de exfoliantes naturales es lo más indicado. Se recomienda a personas con rostro grasoso realizarse exfoliaciones al menos dos veces por semana, el objetivo de esto es reducir los niveles de grasa e impurezas. La mascarilla exfoliante se puede realizar con gel de aloe vera (extraído de la planta), esencia de limón, bicarbonato de sodio y aceite de almendras. Aplicar la mezcla con masajes circulares, dejar por un minuto y lavar con agua fría.

Arcilla verde

La arcilla verde tiene propiedades que favorecen la eliminación de toxinas, la limpieza profunda y además aporta nutrientes a nuestra miel. Compramos el polvo de arcilla verde, preparamos con agua tibia y aplicamos la mezcla en todo el rostro. Debe reposar por 20 minutos y luego retirarla con agua tibia.

Yogurt y limón

El limón es un astringente natural y, en combinación con el yogurt, limpia nuestra piel sin maltratarla. Además, no sólo es excelente para los rostros grasos, sino que también ayuda a aclarar manchas causadas por el sol. Para preparar esta mascarilla mezclaremos yogurt natural, jugo de limón y cascara de limón rallada. Aplicamos la mezcla sobre el rostro y se deja actuar por unos 30 minutos. Luego retiramos con agua tibia.

Avena y soja

La avena contiene propiedades que son excelentes para reducir el exceso de grasa y eliminar el cutis brilloso. Para esta mascarilla se necesita harina de avena, aceite de soja y agua. A una taza de harina de avena, añadir tres cucharadas de aceite de soja, mezclar y añadir un poco de agua. Aplicar la mezcla homogénea sobre el rostro y dejar actuar por 15 minutos. Retirar con agua tibia.

Mascarilla de tomate

El tomate es rico en vitamina A y C que funcionan como antioxidantes muy favorecedores para las pieles grasas. Para elaborar esta mascarilla casera será necesario un tomate maduro, el jugo de un limón y avena. Es fácil de realizar: colocar el tomate, el jugo de limón y una cucharada de avena en el procesador. Una vez se forma la mezcla homogénea, aplicar sobre el rostro y dejar actuar por 15 minutos. Posteriormente, retirar con agua tibia.

Compártelo: